Las ventajas de nuestra materia prima

Desde Ironpack, consideramos que la clave de un buen empaque está en concebir producto y empaque como una sola unidad funcional. De esta manera, uno es pensado en función del otro. Guiados por la calidad es que elegimos una materia prima que permite responder a la flexibilidad en el diseño y a las necesidades de cada producto.

Te contamos cuáles son las ventajas de trabajar con espuma de polietileno.

 

LIVIANO: se trata de un material ligero que, en consecuencia, facilita el traslado y disminuye los costos de traslado por peso. También resulta más fácil de manipular para los encargados de su transporte.

PROTECCIÓN: el material ofrece la resistencia necesaria tanto para resguardar el producto de golpes como para inmovilizarlo en su interior. Esto se ve reforzado a partir del hecho de que en Iron Pack trabajamos con el diseño de un prototipo que permite el trabajo a medida.

AISLAMIENTO: por sus cualidades, se trata de una materia prima que no se ve afectada por la humedad y tampoco por los cambios de temperatura.

NO SCRAP: no genera desperdicios, por lo que favorece un trabajo más limpio.

RECICLABLE: el material puede volver a utilizarse.