¿Por qué nuestros embalajes son “a medida”?

Trabajar con una matriz significa que la materia prima será transformada mediante acciones mecánicas para lograr el producto o pieza final. A través de este proceso, se pueden obtener productos estándar. Es decir, productos únicos más allá de la finalidad para la cual se los necesite. Es por eso que en Iron Pack, consideramos que una de nuestras ventajas competitivas es el diseño personalizado de cada embalaje, porque trabajamos sin matriz.

Te contamos un poco más en esta nota.

Si bien hay numerosas ventajas en el trabajo con matrices, como por ejemplo, la cantidad de piezas que se pueden obtener en un corto período de tiempo también hay desventajas. Por ejemplo, sólo se obtiene una pieza uniforme, es decir, un solo modelo, además de que las matrices suelen ser costosas, y no aportan flexibilidad en el diseño.

Además, la máquina estar limitada por la producción a realizar; a su vez que limita el espesor, la forma y el material a emplear. Por esto que el trabajo con matrices suele ser más propio de algunos rubros que de otros.

En el caso de Iron Pack, los embalajes se realizan sin matriz, con moderna tecnología, que permite que antes del corte, se trabaje en el diseño de aquello que se busca proteger.

Es decir, el producto antecede a la máquina de corte, es el producto lo que define lo que se va hacer y no al revés.

Por último,  como la tecnología está pensada para responder a diferentes fines, no hay incidencia en el costo o en la cantidad a resolver.