Uso de láminas de espuma de polietileno para proteger alimentos

Las láminas de espuma de polietileno son fáciles de convertir en productos y envases ya que son fáciles de cortar y amigables con los adhesivos. El material es excelente para la laminación de adhesivos sensibles a la presión o para la aplicación de pegamentos suaves. Pero el uso que queremos destacar en esta ocasión es la de la protección y embalaje de alimentos.

laminas espuma polietileno3

El uso de espuma de celdas cerradas de polietileno tiene muchos beneficios y con estas ventajas se presenta la posibilidad de muchas aplicaciones diferentes. 

La espuma de polietileno ofrece una superficie limpia e impermeable que tiene grandes beneficios para la industria alimentaria, empezando por la limpieza del entorno alimentario, la facilidad de empaque del producto, la versatilidad del embalaje para adaptarse a formas irregulares como el de las frutas y verduras.

Características de las láminas de espuma:

  • Resistente al agua
  • Fácil de usar 
  • Calidad superior 
  • Acabado fino 
  • Patrones suaves

Además los materiales de espuma de celda cerrada de polietileno tienen excelentes propiedades de aislamiento y protección térmica, de modo que pueden utilizarse para situaciones que requieren un rendimiento extremo o frío a altas temperaturas, como suele ocurrir en el ciclo logístico del transporte alimentario en cámaras de frío o temperaturas elevadas en otros momentos del ciclo de distribución de los alimentos.

laminas espuma polietileno4

También se pueden utilizar en situaciones que requieren sellado, amortiguación, reducción de ruido o protección del producto para satisfacer una amplia gama de criterios establecidos por las distintas necesidades existentes.